lunes, 8 de noviembre de 2010

Internet en la consulta. Nos crecen los enanos

Llevo mucho tiempo diciendo que, los médicos, tenemos lo que nos merecemos: por derrotistas, 10por "eufemistas", por conformistas y alguno por colaboracionista.

Después de un tiempo recabando apoyos entre los colegas médicos y entre pacientes, para conseguir disponer de una herramienta fundamental en la consulta, como es internet, nos ha crecido un enano, y esta frase no va con segundas, porque yo de estatura no soy ningún gigante.

Lo digo, sencillamente, porque un grupo de profesionales hemos conseguido poner en marcha un circo que dé a conocer al público en general y a los gestores en particular, que carecemos de conexiones a internet en nuestras consultas, mientras tienen conexión en, prácticamente, todos los centros públicos, con una utilidad muchísimo más dudosa en la mayoría de los casos. Pero mire usted por donde, nos ha crecido un enano.

10Andalucía, como ya se ha dicho, no sólo no tiene conexión a internet. Además la conexión que permite enlazar algunos contenidos de la web está tan oculta y es tan farragosa su puesta en marcha y despista tanto su recibimiento (pide una contraseña que hay que omitir, cosa bastante ilógica), que la inmensa mayoría de los profesionales, desconoce su existencia.

Pero hete aquí, que Málaga Hoy ha dado con un profesional que sí conoce su existencia y que está como unas castañuelas con lo que tiene en ella, aunque no tenga un mal directorio que te informe de donde puedes entrar y donde no, o un mal buscador que te permita encontrar algo en esa colección de inconexas páginas, o una forma, de dominio público, de solicitar nuevos contenidos. Esta persona, es representante de un importantísimo colectivo de profesionales andaluces, y cuando dice algo, debiera dejar claro qué dice a título personal y qué dice como representante de ese colectivo. Yo quiero pensar, que lo que ha dicho, lo ha dicho a título personal. Lo contrario, me haría pensar mal de ese colectivo, que tengo en muy alta estima. También puede ser que esos seres malvados que son los periodistas, hayan hecho un corta y pega con ánimo de polemizar y hayan tergiversado sus palabras o las hayan sacado por completo del contexto en el que las dijo, o las dijo a título personal, porque tal vez disponga de una conexión privilegiada, e ignora la situación penosa de sus colegas (lo que tampoco diría mucho a su favor). Esperemos que pronto rectifique o simplemente aclare los malos entendidos a que se ha dado lugar, que me llevan a pensar que (ojalá esté completamente equivocado), hay algunos que, o son capitanes del equipo o no están dispuestos a jugar en él.

Y todo esto, lo digo ¡Ojo! a título personal.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El diario Málaga Hoy ha publicado el pasado 8 de noviembre una noticia en la que se hace eco de la iniciativa Internet en la consulta: una necesidad surgida para reivindicar el acceso abierto en todas las comunidades autónomas. Entre las sociedades médicas que apoyan esta iniciativa se encuentra la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), en la que está integrada, como sociedad federada, la sociedad andaluza de esta especialidad (SAMFyC).

La Sociedad Andaluza de Medicina de Familia y Comunitaria (SAMFyC) -y, por tanto, tanto su presidente como su Junta Directiva- comparte el apoyo de semFYC a esta iniciativa.

No obstante, en la noticia publicada puede darse a entender que, como presidente de SAMFyC, no considere positivo disponer de conexión libre a internet en las consultas médicas. Una deficiente explicación o algún desafortunado comentario han podido dar lugar a esta confusión. En Andalucía, a través de la intranet corporativa, se puede acceder a los recursos de la página web del SAS, a la Biblioteca Virtual del SSPA y al correo electrónico corporativo. Valoración de la situación actual que, en ningún caso, obvia la conveniencia del acceso no restringido a internet.

SAMFyC ha sido pionera en reclamar y defender que los médicos de familia -y, en general, los profesionales de atención primaria y de los dispositivos y servicios de cuidados críticos y urgencias- tengamos acceso a las técnicas diagnósticas y terapéuticas necesarias para ejercer nuestra labor asistencial, incluyendo también las tecnologías de información y comunicación. En 2005, SAMFyC asume un decálogo suscrito por distintas sociedades científicas, entre ellas semFYC, que incluía la reclamación de "agenda de consulta telefónica y correo electrónico”. En 2006, se traslada al director-gerente del SAS la exigencia, entre otras, de contar con correo electrónico y acceso a internet en la consulta del medico de familia. Así lo recoge el acta de la asamblea ordinaria correspondiente a ese año, en el apartado "Informe del presidente a los socios".

SAMFyC mantiene esta reivindicación que ha liderado durante muchos años. Reconocer la existencia de una herramienta disponible no obvia, en ningún caso, defender la conveniencia del acceso a internet en las consultas médicas o la reclamación de que se mejore la amabilidad y efectividad del sistema.
Manuel Lubián
Presidente, Sociedad Andaluza de Medicina de Familia y Comunitaria (SAMFyC)

Francisco Jose Guerrero García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rafael Jiménez Alés dijo...

No puedo sino felicitarme, al tiempo que lamento que se haya producido esta confusión. Errar es de humanos periodistas, rectificar es de sabios médicos.